BAEKIZED / hiatus :( (beagle_line) wrote,
BAEKIZED / hiatus :(
beagle_line

{trad. español} Not Intended - Capítulo 2.

Numero de palabras: 3,468
Beteado por
yue_kissys <3 perdón por la demora en actualizar y por no responder los comentarios aun ;A; es que le he perdido el hilo a las cosas, pero ya me pondré al día lel. Espero que les haya gustado el primer capitulo haha. Disfruten la lectura :)


2: {Identidad}



La casa tenía siete habitaciones, pero según lo que Baekhyun descubrió más tarde, sólo cuatro estaban siendo ocupados. Esperaba ver un montón de sirvientes al mando, pero al parecer, las únicas personas que trabajaban en la casa eran el cocinero, el jardinero y él mismo Park Chanyeol.

Kyungsoo era el cocinero. Tenía hermosos ojos y un cuerpo delgado, poseía de esas miradas que podrían jalar el corazón de un hombre hacia afuera. Incluso Baekhyun debió admitir que si Kyungsoo no tuviese ese aspecto tan maternal, se habría enamorado de él. Sehun era el jardinero, este "chico guapo" tenía el mejor puesto de trabajo, ya que lo único que tenía que hacer era prácticamente cortar los setos y regar las plantas.

Finalmente resultó ser que la mujer que lo había interrogado no vivía en la casa. Al parecer, ella es la abuela de Park Chanyeol―una muy sobre-protectora, pensó Baekhyun. Se sentía casi avergonzado por la entrevista. Casi. Para añadir a la continúa revelación de cosas, Baekhyun descubrió que Park Chanyeol era el único Park viviendo en la casa. Por lo que, Baekhyun era más bien una mucama personal, en lugar que de la familia.

Pasaron tres días antes que ellos―Kyungsoo, Sehun, y Baekhyun―consiguieran estar ocupados limpiando y quitando el polvo de la casa extremadamente bien. Kyungsoo había recibido la noticia de que Park Chanyeol regresaría a la casa lo cual Baekhyun pensaba, era un fastidio porque, realmente le había gustado estar hablando informalmente con las otras dos personas. Solo se limitó a encogerse de hombros, al darse cuenta que tarde o temprano su jefe volvería a casa algún día, desde Dios sabe dónde que haya ido.

De todos los horarios en los que pudo haber vuelto, el muy hijo de puta decidió volver a la casa a la una de la madrugada. Baekhyun, por supuesto, estaba durmiendo y pese que Sehun le estuvo insistiendo que se levantara a saludar al chico, Baekhyun―ya hartado de Sehun―abofeteó su mano y le dijo que volviera en otro momento. Sehun hizo su mejor esfuerzo por despertarlo, pero se rindió cuando supo que sus intentos eran inútiles.

Cuando la mañana llegó, Baekhyun se levantó solo porque sabía que tenía que hacerlo. Abrió su armario lleno de ropa el cual había sido comprado con el poco dinero que le quedaba cuando fue de compras con Kyungsoo. No tuvo que pensar demasiado en lo que se iba a poner ya que no debía usar uniforme, se puso una camisa blanca y delgada bajo un suéter gris, y un par de jeans que se ajustaban perfectamente a sus piernas. Luego continúo a cepillarse los dientes e incluso, se tomo buen tiempo para arreglarse el cabello. Cuando miró el reloj, ya eran las nueve y media. Solo se encogió de hombros. Ni siquiera le importaba si el Sr. Park pensaba que ser despertado a esta hora era algo inaceptable. No es mi problema―Baekhyun se detuvo cuando se dio cuenta que en realidad si era su problema.

Baekhyun abrió la puerta de su habitación para salir, dio algunos pasos a través del pasillo e irrumpió en lo que sabía, era la habitación de Park Chanyeol. Sus ojos brillosos sobre la habitación y finalmente, éste se dirigió hacia la cama, donde una figura dormía bajo las sábanas, con la cara aplanada contra la almohada y el estómago hacia abajo. Baekhyun infló sus mejillas antes de exhalar, agotado por el trabajo que en realidad comenzaría ahora. Sus pies se arrastraron hasta la cama, puso sus manos sobre él. Y entonces, empezó a sacudir la cama con todas sus fuerzas.

―¡Despierta, despierta, despierta, despierta! ―gritó. Escuchó el silencio y empezó a sacudir con más fuerza ―¡Yah, es hora de levantarse y hacer las cosas! ―y cuando Baekhyun oyó un bajo gemido, sonrió ―Despierta y ve a oler el césped.

Cuando Baekhyun recurrió a silbar, su jefe ya había tenido suficiente. Sin embargo se envolvió en las sabanas, Baekhyun podía oír la voz molesta de Park Chanyeol, era profunda ―¡Mierda, Ya entendí!

Sonriendo satisfecho, Baekhyun apartó las manos de la cama y se echó hacia atrás ―¡Entonces vamos! Kyungsoo preparó algo genial para desayunar en la cocina, que te aseguro luce increíble.

Chanyeol frunció el ceño, aún con la cara en la almohada antes de rodar hacia su lado para poder ver quién diablos lo estaba despertando. Cuando vio a un chico guapo de pie al lado de su cama, quedó sin palabras. Pero no dejó que la apariencia de Baekhyun lo distrajera demasiado. Chanyeol volvió a fruncir el ceño con desaprobación. ―¿Quién mierda eres?

Baekhyun miró el techo antes de encontrarse con los ojos de Chanyeol. No pudo evitar notar a través de su visión periférica que Chanyeol no traía camisa puesta. Elegante, pensó Baekhyun ―Soy tu nueva mucama.

―Eres un chico.

Usando ambas manos, Baekhyun apuntó hacia su mitad inferior ―Sí.

―Y… eres una mucama…

―"Un trabajo es un trabajo" ―dijo Baekhyun, imitando la respuesta de Kai.

Chanyeol se quedó mirando a Baekhyun durante un largo rato. Sus ojos con frecuencia desplazándose hasta la sonrisa de Baekhyun antes de escanear el cuerpo del chico ―¿Por qué no estás usando uniforme?

Baekhyun miró hacia abajo y pellizcó su ropa por aquí y por allá, antes de volver a mirar a un Chanyeol sin camisa ―Me dijeron que podía trabajar sin necesidad de usar uniforme ―dijo alegremente ―de todas formas tampoco hubiese usado uno.

Gruñendo, Chanyeol echó la cabeza en la almohada y cerró los ojos ―¿Qué clase de mucama ortodoxa eres? ―A lo lejos de la vista de Chanyeol, Baekhyun levantó los hombros. Chanyeol suspiró ―No importa, como sea, ven aquí y haz tu trabajo.

Baekhyun bostezó y se frotó los ojos ―Pensé que mi trabajo era despertar a su alteza real ―rió ―al menos, mi trabajo por las mañanas.

Chanyeol bufó y se sentó ―No del todo. Puesto que eres un chico, creo que probablemente no tendrás problema con esto ―pausó Chanyeol por un momento antes de deslizar las mantas fuera de su cuerpo. Fue entonces cuando Baekhyun notó que Chanyeol no sólo estaba sin camisa, el pretencioso hijo de puta estaba completamente desnudo de pies a cabeza ―Ayúdame con mi problema.

Los ojos de Baekhyun se trasladaron hasta el miembro de Chanyeol, nada divertido. Luego, nuevamente se dirigieron al propietario de este, la sonrisa en los labios de Baekhyun desapareció, ahora sus labios estaban fruncidos. Se inclinó, tomó las sábanas y las tiró bruscamente devuelta al cuerpo de Chanyeol ―Impresionante, pero que tal si mejor no.

Si antes Chanyeol estuvo aturdido por el sueño, ya no. Observó la repentina mirada severa en la cara de Baekhyun ―Pero eres la mucama ―dijo, inocentemente.

Baekhyun levantó una ceja ―No recuerdo que hacerte la paja, fuera una de las cosas que tenía que hacer.

―Pero todos los que estuvieron antes que tu, aceptaron.

―Bien por ellos ―dijo Baekhyun ―Pero yo no.

Ambos se miraron fijamente durante unos minutos antes de que Chanyeol dejase escapar una sonrisa ―Felicitaciones. No estás despedido por intentar tocarme.

Baekhyun parpadeó por un segundo antes de formar una sonrisa sarcástica en su rostro ―Maravilloso.

La sonrisa en la cara de Chanyeol permanecía ahí ―¿Cómo te llamas?

―Byu… ―Baekhyun se detuvo. Su apellido era realmente famoso. Por lo que decidió dejar de lado su apellido ―Baekhyun.

Chanyeol asintió con la cabeza ―Bueno, ya sabes quién soy.

No me jodas, es lo que Baekhyun quería decir, hasta que recordó que ahora trabajaba para este tipo. Sonrió ―Por supuesto que lo sé―se mofó, antes de girar ―Vístete, nudista. Como dije antes, Kyungsoo hizo el desayuno. Puedes comer solo. Creo que acabo de perder el apetito gracias a ti.

Mientras Baekhyun caminaba para salir del cuarto, Chanyeol gritó ―Veamos cuánto tiempo vas a durar, Baekhyun.

Baekhyun puso la mano en el aire, indicando que no le importaba en absoluto ―Ni siquiera pensaba quedarme, Chanyeol ―murmuró en voz baja.






―Juro que luces familiar, Baekhyun ―dijo Chanyeol mientras terminaba de tomar la última gota de café en la taza. Miró de nuevo a Baekhyun, que estaba lavando las ollas que Kyungsoo había ocupado. El chico lucía como una vieja fotografía que Chanyeol había visto en alguna parte…

Baekhyun no pareció verse afectado por las palabras ―Imposible. Soy perfecto. No hay persona como yo ―dijo.

Chanyeol rodó los ojos ―Como sea ―entonces volvió a centrar su atención en Kyungsoo, quien estaba al lado de Baekhyun, dejando los platos en el estante ―Kyungsoo, ¿Alguna noticia sobre la anciana?

Kyungsoo terminó de poner el último plato donde pertenecía ―Uh, veamos… ¡oh! tu abuela llamó esta mañana, cuando estabas durmiendo.

―¿Y?

―Pidió que te juntarás con ella en la ciudad antes de las once ―informó Kyungsoo. Limpiándose las manos mojadas en una toalla ―También pidió que lleves a Baekhyun.

Baekhyun gruñó. Kyungsoo y Chanyeol lo miraron de golpe. Baekhyun lo notó y agitó una mano ―Disculpen mi entusiasmo ―entonces volvieron a hablar silenciosamente entre ellos, permitiendo a Baekhyun salir de la habitación para unirse a Sehun, quien estaba afuera sentado en una silla regando las plantas perezosamente.

Cuando él salió, Kyungsoo se dirigió hacia donde Chanyeol estaba sentado ―¿Cómo estuvo la reunión?

Chanyeol rodó los ojos, burlándose sarcásticamente ―Simplemente increíble. Resulta que la niña "se escapó". No me sorprendería si es una puta mentira debido a que no quieren hacer su parte del trato ―dijo Chanyeol, mordiéndose los labios.

―¿Tus padres retiraron la tregua?

Chanyeol negó con la cabeza ―Iban a hacerlo. Pensé que este obstáculo en el camino me desprendería de todo esto, pero entonces la estúpida familia los convenció de que traerían a la chica devuelta. Mierda, ¿cómo diablos la van a encontrar?

―Estoy seguro de que volverá a casa tarde o temprano ―aseguró Kyungsoo.

―Preferiría que no, de esa manera el contrato se cancela, así me puedo mover libremente a mi manera ―refunfuño Chanyeol. Luego suspiró, empujó su silla hacia atrás y se puso de pie ―Tendré que esperar y ver. Una vez que encuentren a la chica me reuniré con ella, encontraré alguna forma de romper este estúpido acuerdo.

Kyungsoo le sonrió a Chanyeol ―No debería ser complicado ya que en realidad ella huyó para escapar de todo esto.

―Exacto ―Chanyeol deslizó su taza vacía hacia Kyungsoo ―Como siempre, gracias por el desayuno, Kyungsoo. Iré a vestirme para encontrarme con la anciana ―observó la taza y golpeó la mesa con su dedo índice ―Llama a la nueva mucama, Baekhyun, y dile que lave esto ya que es su trabajo. Y luego dile que se vista.

―Lo haré ―dijo Kyungsoo, saludando juguetonamente a Chanyeol, quien le dio una sonrisa a cambio. Mientras Chanyeol arrastraba sus pies para salir de la cocina y volver a su habitación, Kyungsoo se levantó de la mesa y abrió la puerta de la terraza desde donde Baekhyun observaba a Sehun haciendo sus cosas. Cuando abrió la barrera, se percató de la voz de Baekhyun.

―¡Yah! ¡Te falta un poco! ―dijo en voz alta, dirigiendo el mensaje a Sehun.

Sehun giró la cabeza hacia Baekhyun mientras apagaba el agua ―¡Prácticamente toda la arena volverá aquí! no puedo regar demasiado, de lo contrario quedará demasiado blando.

―Las plantas parecen estar marchitándose ―comentó Baekhyun, apoyándose en la barandilla de la terraza ―Vamos, Sehun. Sé mas atento. Haz tu trabajo ―dijo riendo.

―Yah, tú acabas de llegar ―replicó Sehun ―No deberías decirme cómo hacerlo ―la mirada en el rostro de Sehun lo hacía lucir como un cachorro haciendo un mohín ―Además, si miraras hacia atrás podrías ver que Kyungsoo está esperando a que te des cuenta de que está ahí. ¿Quién es el que tiene que ser más atento ahora? ―mostró una sonrisa dominante a Baekhyun antes de girar la cabeza y dirigirse hasta el cobertizo al lado de la casa.

Baekhyun respondió con un ―Hmph ―y se volteó. Y sin sorpresa alguna, Kyungsoo estaba allí. Tenía una sonrisa en su rostro, como siempre ―Hey ¿Qué pasa?

―Chanyeol quiere que te vistas para que se reúnan con su abuela en la ciudad, ahora. ―informó Kyungsoo.

Baekhyun casi rodó los ojos, pero se detuvo ―Está bien.

―¡Oh! ―Kyungsoo volvió desde dentro de la casa y salió con una taza ―Antes que lo olvide, también pidió que limpies esto.

Baekhyun observo la taza. No quería lavarla. No le gustaba trabajar para otras personas. Pero había sido contratado para eso. Dio un paso adelante y tomó la taza de las manos de Kyungsoo ―Claro ―dijo. Pensó que había sonado muy enojado al decir eso por lo que se sintió mal por dirigirse de esa forma a Kyungsoo, así qué Baekhyun terminó sonriendo ―Gracias de nuevo ―dijo mientras se dirigía hasta la casa.

Kyungsoo volteo y miró a Baekhyun entrar a la casa. Luego giró hacia el mar viéndose interrumpido por Sehun quien regresaba del cobertizo ―Entonces ¿ellos ya se van?

―Sí… ―Kyungsoo miró al jardinero ―¿Quieres ir allí otra vez cuando ellos se vayan? ―preguntó Kyungsoo, apuntando con la cabeza hacia la playa ―Quiero decir, si es que ya terminaste de regar las plantas.

Sehun rió, sin embargo asintió con la cabeza ―Van a sobrevivir.

Kyungsoo sonrió y volvió a entrar a la casa ―Entonces iré a observar cuando se vayan.

―Conseguiré las cubetas ―dijo Sehun.

―Trae una pala, también ―pidió Kyungsoo antes de cerrar la puerta corrediza lentamente.

―Trato hecho ―dijo Sehun justo a tiempo, antes de que Kyungsoo cerrará la puerta de cristal completamente.






Por "vestirse", Chanyeol esperaba que Baekhyun se pusiera algo más formal que una camisa y un suéter, pero cuando este salió de su habitación, su nueva mucama aún seguía vestido con lo mismo que llevaba esta mañana.

Baekhyun se levantó del sofá cuando vio a Chanyeol quien se aproximaba desde el pasillo ―Pareces estar listo para reunirte con tu abuela. Mira los puños de esa camisa ―dijo antes de pausar ―Te ves bien ―Baekhyun sonrió y Chanyeol no podía distinguir si ese piropo había sido en broma o enserio.

Decidió ignorar lo que Baekhyun había dicho. En su lugar, giró y lo observó ―Pensé que te había dicho que te vistieras, Baekhyun. Acabas de empezar a trabajar aquí y ni siquiera sigues el código.

―¿De qué código hablas? ―preguntó Baekhyun, cruzándose de brazos ―no me dieron ningún manual para mucamas con un código en el interior.

Chanyeol suspiró irritado ―Se denomina como el código de escucha y haz lo que te digo.

―Nunca lo había escuchado ―afirmó Baekhyun, bromeando.

―Está bien, no seguiré discutiendo contigo. Cuando te diga que hagas algo, por favor hazlo ―dijo Chanyeol, frotándose la sien ―Especialmente cuando se trata de mi abuela. Sé que eres nuevo y todo eso. Fuiste entrevistado por ella para conseguir este trabajo ¿no? entonces, sabrás que clase de persona es.

―Sí, tu abuela fue quién me contrató, lo que me indica que ella–es una jodida anciana–tiene la cabeza en el lugar indicado ―dijo Baekhyun. Miró su reloj ―¿A qué hora se supone que debemos llegar?

―Se supone que tenemos que estar allí en veinti… mierda. Diez minutos ―Chanyeol giró hacia Baekhyun ―De verdad me gustaría que te pusieras algo menos delgado.

―Las camisetas y suéters dicen "soy casual" ―dijo Baekhyun, sonriendo.

―¿En serio? más bien dicen "soy casual por qué no me preocupo de mí mismo" ―Chanyeol alcanzó su bolsillo para sacar las llaves del auto ―No importa, vamos.

Baekhyun metió las manos en sus bolsillos y dejó caer los hombros ―Muéstreme el camino, Señor Park ―dijo, chasqueando la lengua mientras caminaba detrás de él.






Baekhyun esperaba encontrarse con la bruja la cual Chanyeol llama "abuela" en algún lugar donde predominara la gente elegante, pero resulto qué, ella escogió una cafetería pequeña pero cara pare reunirse con ellos. Se sentaron en una mesa para dos. Sin pedir permiso, Baekhyun tomó una de las sillas de una mesa que se encontraba cerca y se sentó con ellos. Chanyeol le dio una mirada, la cual Baekhyun captó e ignoró.

La abuela de Chanyeol pidió té, estando en presencia de su abuela, Chanyeol también pidió té. Cuando lo hizo, Baekhyun le dio una mirada al más alto, obviamente, perdiendo todo respeto por su jefe. Baekhyun, por su parte, pidió una lata de Sprite y una rebanada de pastel de queso.

Entonces fue el turno de Chanyeol para mirar a su nueva mucama, juzgando con la mirada ―¿Pastel de queso y gaseosa? ¿En serio?

Baekhyun se encogió de hombros ―Sólo estoy intentando ser casual ―dijo, sonriendo ―El té me entumece ―miró a la abuela de Chanyeol ―me pone algo así como rígido y tenso.

La abuela de Chanyeol se mofó ―Veo que eres igual que la última vez que te vi.

―A decir verdad, nunca he sido mejor ―dijo Baekhyun. El tintineo y chasquido que sonó desde la cocina detrás de ellos trajo un pensamiento a la mente de Baekhyun ―Iré a lavarme las manos antes de que el camarero regrese ―se paró de su asiento y gritó ―Intenten no extrañarme demasiado.

Chanyeol y su abuela observaron como Baekhyun fue camino a la barra y preguntó educadamente si podía usar el baño. La cortesía irradiaba de él mientras hablaba con el chico en la barra, haciendo al par burlarse simultáneamente. Cuando Baekhyun se fue, Chanyeol centró la atención en su abuela.

―¿Por qué lo contrataste? ―suspiró.

Ella arqueó las cejas ―¿Y por qué no? ¿Acaso no es divertido?

―Hm.

Poniendo sus manos sobre la mesa, su abuela preguntó ―Lo contraté porque lucía… diferente. Además, sentí una pequeña sensación de déjà vu cuando lo vi.

―¿Ah sí? ―preguntó el más alto, apoyándose en la silla.

―No quería indagar sobre él ―admitió ella ―Pero de todas formas, tuve que hacerlo, para así poder darme cuenta de algo.

Chanyeol frunció el ceño ―¿De qué?

―Resulta que pedí una verificación obligatoria de sus antecedentes por razones de seguridad ―dijo ella mientras tomaba su bolso para sacar una carpeta delgada. ―Pensé que tendría alguna clase de antecedentes por delitos menores. Luce como si fuera de esa clase de chico. Pero cuando su informe llegó, me di cuenta de que no tenía antecedentes penales, ni tampoco delitos menores, pero sin embargo, encontré algo muy interesante.

Abrió la carpeta y sacó los archivos con los antecedentes de Baekhyun. ―Cuando le pregunté su nombre, me dijo "Baekhyun". Pensé que quiso decir que Baek era su apellido y Hyun su nombre. ¿Me explico? ―Chanyeol asintió con la cabeza ―Cuando el informe llego… toma. Echa un vistazo ―dijo, apuntando con su dedo al otro nombre que se encontraba al lado del nombre que Baekhyun les había dado. Estaba en negrita, justo encima de la foto de Baekhyun.

―Byun… ―salió de la boca de Chanyeol como un susurro ―como la…

Su abuela asintió con la cabeza ―Como la familia con la que tú y tus padres se reunieron hace unos días.

Chanyeol frunció el ceño ―¿Qué demonios? ¿Es algún tipo de conspiración en contra de nuestra familia? ¿Contra la empresa de mis padres? ¿Me matará con el fin de liberar a su hermana de este estúpido matrimonio?

La abuela de Chanyeol parpadeó ―Chanyeol, Baekhyun no tiene hermana. Él… ―se detuvo cuando Baekhyun salió del baño, haciendo su camino de regreso. Ella tranquilamente volvió a colocar los documentos en la carpeta y los dejó en su bolso. ―Él es hijo único de la familia Byun ―susurró antes de que Baekhyun pudiera escuchar.

Antes de que Chanyeol pudiera responder, Baekhyun se dejó caer en su asiento. ―A estas alturas pensé que los tragos y mi rebanada de pastel de queso ya estarían aquí ―dijo con una sonrisa ―Oh… no importa. Retiro lo dicho ―dijo, riendo mientras observaba al camarero acercarse con los tragos en una bandeja y un plato con el deseado pastel de queso de Baekhyun.

El pastel de queso era de lejos, una de las cosas favoritas de Baekhyun para comer, lo que explicó su huida de la realidad cuando dio el primer bocado. Fueron alrededor de treinta segundos en los que se sumergió en su tarta de queso hasta que levantó la vista para encontrarse con sus dos acompañantes observándolo.

La abuela de Chanyeol parpadeó y miro a otro lado, tomando un sorbo de su té, pero Chanyeol seguía mirándolo ―Deja de mirar. Te estás avergonzando a ti mismo ―dijo Baekhyun. Su voz fue algo distorsionada debido al tenedor en su boca.

Chanyeol sólo se limito a mirar en respuesta. A Baekhyun no le agradaba la tensión bajo su mirada, por lo que sólo volvió a comer. Sin embargo, Chanyeol se encontraba congelado. El más alto aún seguía conmocionado por la verdadera identidad del tipo sentando junto a él, el chico que lo había destellado esta mañana, el chico quién había postulado para ser mucama en su casa, era el mismo chico con el que los padres de Chanyeol habían organizado que se case, el mismo chico que se escapó para no casarse con él.

ANTERIORCAPÍTULO 3

Tags: not intended
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

    When you submit the form an invisible reCAPTCHA check will be performed.
    You must follow the Privacy Policy and Google Terms of use.
  • 32 comments
Previous
← Ctrl ← Alt
Next
Ctrl → Alt →
Previous
← Ctrl ← Alt
Next
Ctrl → Alt →